La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

 

 

IBAGUE MITOS Y LEYENDAS

 

Colombia es de los países de Latinoamérica que se destaca por su riqueza y patrimonio inmaterial en tradiciones orales; parte de esas tradiciones son los mitos y leyendas que por la basta geografía se enlazan con la vida cotidiana de muchos.

 

Ibagué y en especial el departamento del Tolima se desprenden muchas de esas tradiciones orales; es aquí donde queremos retomar la tradición y volverla palpable, escrita y rescatarla para Colombia y el mundo. Mitos y leyendas como: El Mohán, La Madremonte, La Llorona, La Patasola, La Madre de agua, La candileja, El Sombrerón.   Las Brujas, El Tunjo, El Cazador, La Mula de Rufles, entre otros

 

                                                     Textos e Ilustraciones tomados del libro

                                              Bajo el Cielo Hechizado del Tolima   de Blanca Álvarez

 

 

 

 

 

 

Las Brujas

La bruja, es una mujer joven y hermosa que tiene pacto con el diablo, vuela de noche y se transforma en pava o "Pizca". Viven en un claro del bosque, sobre una loma solitaria, limpia de vegetación; generalmente es un peñón calcáreo en un limpio de la llanura denominado "El Peñón de las brujas", "El peladero de las brujas" o "El alto de las brujas". No les causan la muerte a las personas, sus maldades van implicadas con la hechicería cuando se refiere a los males de amor o a la chismografía entre vecinos y personas conocidas

 

 

 

 

El Sombrerón

El sombrerón, es un espanto nocturno. Consiste en una figura humana de gran tamaño, el cual lleva un sombrero gigante que le abarca desde la cabeza hasta las pantorrillas.

Los trasnochadores que lo han visto o a quienes se les ha presentado. dicen ver la figura que les sale al camino, los hace correr y les va gritando: "SI TE ALCANZO, TE LO PONGO…"

 

 

 

 

La Mula de Rafles           

La mula de Rafles, Espanto de la Cordillera Central se aparece a los caminantes y a los arrieros, tomando diferentes formas.


Los arrieros le tienen pavor porque apenas perciben el casqueteo de la mula, con el crujir de los arreos, se forma un vendaval o huracán muy fuerte, que hacia desbandar la recua por los rodaderos, ocasionando la muerte de los animales y la pérdida del producto que trasportaban.

 

 

El Mohan o Poira

 

El Mohan o Poira, es el más importante entre los mitos del Tolima Grande. En algunas regiones le dicen Poira; para algunos es una divinidad acuática, para otros es un espíritu maléfico que causa muchos daños imperdonables.

 

Dicen, que es un personaje monstruoso, cubierto de pelaje abundante, que más parece que estuviera envuelto en una larga cabellera; tiene manos grandes, con uñas largas y afiladas como las de una fiera.

 

 

 

La Madremonte

La madremonte, los campesinos y leñadores que la han visto, dicen que es una señora corpulenta, elegante, vestida de hojas frescas y musgo verde, con un sombrero alón, cubierto de hojas y plumas verdes. No se le puede apreciar el rostro porque la ramazón del sombrero la opacan.

Hay mucha gente que conoce sus gritos o bramidos en noches oscuras y de tempestad peligrosa.

 

 

 

 

 

La Llorona

La llorona, quienes la han visto dicen que es una mujer con la cara huesuda, cabellera revuelta y enlodada, ojos rojizos, vestidos suelos y deshilachados. Lleva entre sus brazos un bultico como de niño recién nacido, No hace mal a la gente, pero causan terror sus quejas y alaridos gritando a su hijo.

 

 

 

 

La Patasola

 

La patasola, habita entre la maraña espesa de la selva virgen, en las cumbres de la cordillera, en los bosques solitarios o en los montes más espesos de la llanura. Con la única pata que tiene avanza con rapidez asombrosa. Es el endriago más temido por colonos, mineros, cazadores, caminantes, agricultores y leñadores.   

 

 

 

 

Madre de Agua

 

Madre de agua, cuentan los ribereños, los pescadores, los bogas y vecinos de los grandes ríos, quebradas y lagunas, que los niños predispuestos al embrujo de la Madre de Agua, siempre sueñan o deliran con una niña bella y rubia que los llama y los invita a un paraje tapizado de flores y un palacio con muchas escalinatas, adornando con oro y piedras preciosas.

 

 

 

La Candileja

La Candileja es una bola ígnea de tres hachones o luminarias, con brazos como tentáculos chisporroteantes de un rojo candela, que produce ruido de tiestos rotos.

Es admirable ver cómo persigue a los borrachos, a los infieles y a los padres irresponsables y blandengues. A los viajeros que transitan en horas avanzadas de la noche, por asustarlos, les cae sobre el anca o el cuello de la bestia. Algunas veces se aparece chorreando sangre.

 

 

 

El Tunjo

 

El tunjo es un muñeco de oro. Aseguran algunos que estas pequeñas estatuillas las labraban los indios pijaos. Otros dicen que son trucos de que se vale el diablo para engañar a los avaros y codiciosos y así ganar sus almas.

 

 

 

 

 

 

El Cazador

 

El cazador, esta leyenda está más acentuada en la región montañosa, aunque el hecho tuvo lugar a la orilla del río Grande, por perseguir a un venado manso y hermoso, un viernes de semana santa, el cazador lo seguía, lo seguía, hasta que llegó a la montaña cuando las tinieblas de la noche dominaban la tierra.. La montaña abrió sus fauces horripilantes, el cazador penetró ... y nunca más volvió a salir de ella. Dicen que la montaña lo devoró.